Cascada El Aguacate

Home / Uncategorized / Cascada El Aguacate

¡Hola hola! ¿Cómo están? Tenía muy pendiente este post de mi recorrido a la cascada El Aguacate en Puebla. Algo increíble de Puebla es la diversidad de planes que puedes hacer. Checa los posts de Puebla si andas por alguna otra zona como Cholula, el Centro histórico o la Ex Hacienda de Chautla y Val’Quirico. Si quieres hacer un recorrido en la naturaleza, y te gusta estar activo los fines de semana, esto te va a encantar. El Aguacate es una cascada muy famosa en el municipio de Ahuehuetla, Puebla. En este post te dejo toda la información para tu visita.

¿Qué vas a necesitar? 

Para llegar pasas por mucha terracería así que es muy recomendado ir en camioneta o en coche alto. Se necesitan zapatos ultra cómodos por que el recorrido es largo, así que tennis o botas. Muy necesarios tanto bloqueador solar como chamarra e impermeable si vas en época de lluvia. El clima puede cambiar rápido y no hay donde quedarte a esperar que pase la lluvia. Yo acabé empapada. Se camina mucho y durante el día se siente bastante calor, no olvides una botella de agua. Lleva cambio, a lo largo del río vas a encontrar puestitos para comprar agua, refrescos y quesadillas entre otras cosas. Por último, está permitido nadar, así que si quieres lleva traje de baño. 

¿Cómo llegar?

Con un poco de paciencia jajaj. Es importante que sepan que está muy mal señalizado el recorrido. Entonces les voy a dejar mas o menos como nos guiamos para llegar. Primero, de Puebla pusimos Waze en dirección a El Aguacate, pasando por la presa de Valsequillo. Fueron como 40 minutos de camino a un pueblo muy chiquito dónde está el único letrero que dice “El Aguacate”. 

De ahí nos seguimos por la carretera 10 minutos más y en la subida del lado izquierdo hay una caseta de teléfono vieja medio destruida. No hay ningún otro letrero, ahí se deben meter al camino que ya es terracería. 

Son otros 40 minutos bajando por la terracería hasta el estacionamiento donde puedes dejar el coche. Hasta ahí nos fuimos guiando por los locales que íbamos encontrando pero no es fácil desviarse por que hay un solo camino. De ahí nos llevamos a un guía local, Damián, que nos enseñó la ruta a pie hasta el Aguacate por $200 pesos.  

Recorrido

Lo bueno de llevar guía local es que ya se sabe los atajos o caminos para llegar al Aguacate. Si no conoces no hay ni un solo letrero y es fácil perder el rumbo, nos pasó de regreso y lloviendo.

El recorrido del estacionamiento a las cascadas es de 30 a 40 minutos dependiendo lo rápido que vayas. Pero no tengas ninguna prisa, el camino es de lo más bonito de todo el paseo. 

Vas al lado de un río que baja de las cascadas y el camino está lleno de árboles enormes muy lindos. Casi todo es plano salvo la primera parte y la última cuando te acercas a las cascadas. Las pierdas se empiezan a volver mucho mas grandes y tienes que escalar un poco. Hay tres niveles diferentes tú ya decides hasta done quieres llegar. 

El aguacate casi todo el año tiene agua muy limpia color turquesa por el fondo de las rocas gris claro, a nosotros nos tocó color “aguacate” por ir en temporada de lluvias. El agua es un poco fría pero había mucha gente nadando y echándose clavados. Si te gusta escalar y el riesgo dicen que las cascadas que puedes encontrar hacia arriba a como media hora son aún mas impresionantes. Si las llegas a ver cuéntanos!

Espero les sirva este post y se animen a conocer! México tiene muchas maravillas. 

 

9 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.